Mi tarta irresistible (o de huevos rellenos escondidos)

lista para regalar
Suena Aníbal Troilo, pero la mañana que hice esta tarta por primera vez era la algarabía de once niños la que me acompañaba. Estábamos pasando unos días en Galicia, cuatro mamás con sus polluelos y una tata que intentaba poner un poco de orden de vez en cuando. Aquel día me tocaba cocinar a mí y había empezado muy temprano a hervir 15 huevos, a picar cebollas frescas y secas, moradas y blancas, valencianas, gallegas y francesas. Cuando los niños bajaron a desayunar la cocina ya olía a la salsa de tomate que tanto gusta a Jimena y a Rodrigo. A laurel, a tomillo limonero y a romero recién cortado. La misión era bien sencilla; preparar mis deliciosos huevos duros. Las cinco latas de atún ya estaban esperando mezclarse con la salsa de tomate hecha a fuego muy lento, removida continuamente con cuchara de madera.
sofrito
Jimena y Elena pelaron los huevos cocidos, los cortaron a la mitad y separaron las yemas semicocidas, untuosas aún. Por el inmenso ventanal de la cocina de la vieja casona de Luisa se divisaba playa América. Los niños se ponían la crema protectora los unos a los otros y Nuria y Eva se acercaban a incordiar o a servirme un Ribeiro excepcional. Ya era mediodía y yo no había comenzado a rellenar los huevos por culpa de la dichosa salsa que hasta que no empieza a caramelizar no doy por concluída.
-”Pero cuando acabas con la salsa?”, preguntaban con la retranca contagiosa de Pontevedra.
-”Los niños quieren bajar a la playa”
El día anterior habíamos dispuesto a última hora, los chipirones encebollados, unos percebes y unos mejillones comprados en la plaza de Abastos de Nigrán, hoy queríamos dejar la comida ya preparada y qué mejor que unos huevos duros… Mañana saltearíamos bróculi con patatas cocidas y salchichas…
tarta en galicia
Bien, pues cuando me puse a montar la mayonesa sucedió lo inevitable, sólo teníamos un aceite de oliva virgen extra, buenísimo pero fortísimo para hacer la tradicional salsa y aquello no me gustó. ¿Huevos rellenos sin mayonesa y encima metiéndome prisa? Pues tendría que improvisar. Y así fue como se me ocurrió, cuando añadí las yemas al atún Calvo en aceite de oliva, y eché la salsa encima,  rellenar los huevos y componer un círculo. Con toda la masa sobrante, que fue mucha porque me había pasado haciendo la salsa de tomates y cebollas, fui rellenando los huecos que quedaban entre los huevos y cuando me dí cuenta tenía lo que los niños bautizaron como “tarta de huevos rellenos escondidos”.
1
Esta noche, en casa, en Madrid, sola, porque mis hijos están en otra playa con su papá, y con un tinto de Carraovejas, porque yo lo valgo y mi amigo José María me lo regala, le he dado un nuevo giro a los huevos dichosos. Ya con una mayonesa en condiciones y salmón ahumado Domínguez, he conseguido una tarta digna de mi amigo Dani. Mañana celebraremos que sigue creciendo este chicarrón, único e intransferible, marido de mi amiga Maria José y señor de corchopán, marqués del salmorejo, zar de las ensaladillas, emperador del sashimi y lord del barbecue. Espero estar a la altura con este atrevimiento de plato que precederá a la barbacoa que lleva anunciándonos un mes, en Zarzalejo.
lista para regalar
Vaya por Dani y su sonriente y sumiller esposa, repito, mi querida Huertitas, por Don Alberto Guri, maestro de espada y marqués de Afflelou, por Sir Cristian (andersen), el hombre siempre húmedo y duque de la serie abdominal, por Almudena Sanchez, condesa de Pilates y marquesa del oblícuo, por Daniel Gómez-jiménez Landi, señor de las pitarras y el granel fino, por José maría Sanchez-Cerezo, conde duque de la Monastrell, vinatero mayor de Jumilla, por don Javier Pantoja Ferrari-rosso, señorito entre los señoritos de Sanlucar al Puerto, por Maria Jesús Puebla, señorita de todas las fragancias, condesa de todos los medios, duquesa de Sotosalbos, musa de Laurent Perrier y  amiga mía desde tiempos inmemoriales, también.
http://youtu.be/6twIGMUUdYc"> http://youtu.be/6twIGMUUdYc" type="application/x-shockwave-flash" allowScriptAccess="always" allowfullscreen="true" width="560" height="344">
2
Firmado: Concha Crespo, marquesa de la Albufera, baronesa de Montealina, incendiaria de las gastroondas, anfitriona por antonomasia, embajadora del buen gusto allá donde pisa…y no sé qué más títulos que me otorga Daniel González, uno de los hombres más divertidos que conozco y con el que siempre desearé seguir cumpliendo años y viviéndolos y comiéndonoslos y bebiéndonoslos, yo también. Felicidades grandullón!!!
3
11 ninos felices

Concha

Como reportera televisiva he tenido el privilegio de contar la evolución de la gastronomía y la oferta turística en general, durante 20 años en Telemadrid y en Televisión Española. Gastronómada y apasionada de la vida, sigo manteniendo una agenda muy suculenta que quiero compartir ahora con mis seguidores. Presento, prescribo y propongo a las empresas del sector cuando me necesitan.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebook

4 Comments

  1. Espero seguir incordiando por muchas más tartas y otros muchos exquisitos platos más… Me ha encantado!!

    Reply
  2. Gracias por esta maravilla, te sigo por facebook y agradezco que compartas tus noticias tan llenas de alegría y plenas de ganas de comer!! Un beso grande, Concha.

    Reply

Deja un comentario